Llámanos: 031 457 0940 | 310 858 6553

Líderes en inversiones rentando
razones-para-invertir-en-bienes-raices

Razones para invertir en bienes raices

La llegada de inversiones internacionales, la reactivación del mercado interno y la estabilización de los precios en los inmuebles motivaron un auge en el negocio inmobiliario de Colombia. También algunos factores demográficos, como el aumento de la población adulta o el aumento de los divorcios y separaciones impulsaron la demanda de viviendas.

Pero ¿cómo funciona una inmobiliaria?

Su misión es ayudar a los clientes a encontrar la mejor solución a sus necesidades. La principal actividad de este tipo de negocios es la intermediación en la compra, venta y arrendamiento de bienes inmuebles, que incluyen casa, departamentos, locales, pisos, terrenos, garajes, oficinas y hasta edificios.

Pero una inmobiliaria en Bogotá también puede estar dedicada a la administración de viviendas, la construcción de edificios o condominios y a los servicios de gestoría o consultoría. Descubre cuáles son las mejores inmobiliarias de Bogotá.

Además de los requisitos legales necesarios, este tipo de actividad requiere de un gran capital humano que será el encargado de garantizar el éxito en tu negocio.

La promoción de las propuestas es fundamental para este rubro. Darse a conocer para atraer a los clientes es una tarea central para cada inmobiliaria en Bogotá. Para ello se deben exponer continuamente los productos disponibles en revistas del sector, suplementos especializados, en la prensa, folletos, a través de internet y mailing, analizando las mejores opciones de acuerdo a la oferta disponible.

Además de promocionar las propuestas, es clave la búsqueda de oportunidades de nuevos negocios, siempre alerta a las variaciones del mercado y de las zonas aledañas al local.

El otro factor es la intermediación de las partes interesadas, que acercan a los oferentes con los ofertantes, realizando las gestiones necesarias, preparando los documentos formales y cobrando comisiones por este tipo de tareas.

Esta función mediadora entre un vendedor y un comprador, o entre los comprometidos en un contrato de alquiler, requiere de funciones administrativas en las cuales se intentará conseguir los mejores beneficios para las partes y para la inmobiliaria. Los ejecutivos de esta actividad serán los responsables de los trámites y cobrarán un porcentaje por la transacción, por lo que debe ofrecerse calidez y profesionalidad.

Una inmobiliaria en Bogotá no sólo ofrece estos servicios sino que a su vez proporciona a sus clientes la mejor atención e información posible para satisfacer sus necesidades. Para esto el conocimiento del rubro y de las gestiones resultará un factor esencial.

El personal debe ser profesional y estar capacitado para una correcta orientación en la búsqueda de las soluciones, atendiendo a las necesidades de las dos partes sin olvidar los detalles.

En esta actividad el trato interpersonal es predominante y la buena atención de los clientes asegurará que nuevas personas se acerquen en busca de los servicios de tu negocio.

Además de los transacciones de venta y alquiler, una inmobiliaria en Bogotá tiene entre sus funciones las de crear oportunidades a una constructora para promocionar sus inmuebles o bien para gestionar nuevos emprendimientos. Aquí será fundamental conocer los beneficios y diferenciales de cada producto para poder llegar a los posibles interesados de manera efectiva.

En esta actividad un funcionamiento correcto está basado en la organización para poder atender los requerimientos con celeridad y precisión, garantizando un buen servicio. Los softwares de gestión para el rubro son una herramienta fundamental para estas tareas, ya que cuentan con funciones sencillas para la búsqueda y actualización de los datos de todas las propiedades y servicios.

La tarea diaria

Las inmobiliarias cumplen funciones cotidianas como el cobro de los contratos de arrendamiento, las comisiones por cada transacción y los servicios de gestión. Además, se actualizan las ofertas y se organizan las agendas para concretar visitas o entrevistas.

Una vez que se ingresa una nueva propiedad, los ejecutivos deben constatar el estado de los inmuebles, su situación financiera, explorar sus virtudes y confeccionar los anuncios, con propuestas claras y atractivas, para comenzar la publicidad de los mismos.

Cuando los interesados llegan a tu inmobiliaria en Bogotá, los productores atienden sus requerimientos y buscan las mejores opciones para satisfacer sus necesidades. Luego se concretan visitas y se auditan los papeles necesarios para confeccionar el contrato y cerrar la transacción, en constante contacto con ambas partes.

La intermediación no se agota en la firma del vínculo sino que se debe intentar fidelizar al vínculo con los clientes con servicios complementarios como reformas, seguros y asesoramiento.

El local

El lugar físico es importante para su funcionamiento. Es allí donde se acercaron los interesados en los servicios inmobiliarios a buscar su nueva vivienda, ofrecer sus inmuebles o requerir algún tipo de asesoramiento. Conoce cómo arrendar tu oficina.

El local debe estar ubicado en una zona de paso para conseguir mejor visibilidad y contar con una buena imagen, que denote profesionalidad y calidad al servicio. Es recomendable que una inmobiliaria tenga un estilo sobrio y elegante con una decoración sencilla, con escaparates ordenados y lugares confortables para la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

Contáctanos

310 858 6553 | 322 771 7513

031 457 0940

info@elitebrokers.com.co

Carrera 4 # 69a - 09 Bogotá, Colombia